Detenido un hombre tras el robo en una vivienda de Muriedas


Componentes de la Guardia Civil de Camargo, tras una rápida intervención, procedieron la madrugada del pasado día 28 de abril, a la detención de un hombre como presunto autor de un delito de robo con fuerza en una vivienda de Muriedas.

Sobre las 23.30 horas del domingo 27 de abril, la Guardia Civil fue alertada por un vecino de Muriedas, que al entrar en su domicilio en la Avenida Bilbao, se encontró que le estaban perpetrando un robo.

De manera inmediata la Guardia Civil de Camargo dentro del Plan contra el robo en viviendas desplegó varias patrullas cerrando el entorno de la casa, procediendo unos 45 minutos más tarde a la detención del reseñado, el cual portaba guantes, un destornillador y herramienta para cortar cristales, entre otros efectos. La detención fue realizada en las inmediaciones de la vivienda cuando esta persona se daba a la fuga.

En la inspección realizada por los agentes pudieron comprobar que para acceder a la vivienda habían fracturada una ventana de la planta baja, dándose a la fuga, posiblemente por el tejado.

Prevención

La Guardia Civil tiene puesto en marcha un Plan contra el robo en viviendas, dirigido tanto a la labor preventiva como investigadora de los efectivos de este Cuerpo.

En esta labor preventiva es pieza fundamental la colaboración ciudadana y que se avise a las fuerzas de seguridad, Guardia Civil (062) o a la Policía Nacional (091), dependiendo del lugar de ubicación, de las personas o vehículos sospechosos que se vean en las urbanizaciones, viviendas aisladas, ruidos en viviendas que se sepan están desocupadas, etc, tanto de día como de noche.

Esta información deber ser de manera inmediata, ya que pueden estar intentar algún hecho delictivo o quizá se encuentren realizando labores de captación de información de posibles objetivos, de esta manera las patrullas policiales pueden verificar lo que sucede.

Cuando se abandone el domicilio, aunque sea por un corto espacio de tiempo, deben asegurarse de dejar bien cerradas puertas y ventanas, incluso las ventanas interiores que dan a patios. Las puertas deben cerrarlas siempre con llave, no solo con resbalón y si cuentan con algún sistema de alarma dejarlo activado. Igualmente la iluminación es importante, tanto en la entrada, porche, patios delanteros o traseros, etc.

Si al llegar al domicilio se observa la puerta abierta o alguna ventana rota, no se debe entrar, actuar con calma y llamar de forma inmediata a las fuerzas de seguridad, no tocando nada del interior.