Autoridades y vecinos rinden homenaje a Pedro Velarde (Vídeo)


El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, y el alcalde de Camargo, Diego Movellán, han presidido esta mañana los actos oficiales en honor a Pedro Velarde celebrados en Muriedas.

Tras la celebración de misa, cantada por el Coro San Vicente, y la tradicional ofrenda floral al monolito ubicado en la casa natal de Velarde, hoy sede del Museo Etnográfico de Cantabria, el alcalde ha dirigido unas palabras a los asistentes recordando que “algunas voces discrepan de la necesidad de rendir homenaje a quien realizó su gesta en un marco bélico y hay quienes nos hacen saber su desacuerdo con lo que consideran el ensalzamiento de valores anacrónicos pero yo creo que se equivocan y que los héroes no pasan de moda del mismo modo que nunca quedarán obsoletos los valores que encarnan”.

El alcalde ha afirmado que “cada época crea héroes y símbolos distintos pero siempre los elige entre aquellas personas que destacaron por mostrar valor cuando todo era miedo, como fue el caso de Velarde. O por mostrar capacidad de consenso cuando la tensión parecía conducir inevitablemente al enfrentamiento, como fue el caso mucho más reciente de Adolfo Suárez”.

El alcalde ha abogado por volver la vista a ambos ejemplos y ha manifestado su confianza en que España superará los malos momentos con “la resistencia al sufrimiento de Velarde y con la perseverancia en el diálogo y en los valores democráticos de Suárez”.

Movellán ha manifestado también su convicción de que “de esta época que ahora vivimos nacerá un nuevo mito: aquél que sepa dar ejemplo de juego limpio en un terreno que parece cada día más embarrado y sucio como es el de la política” y ha confiado en que así ocurra puesto que “esta sociedad hoy dolida y desengañada, comparte aún lo más importante: el anhelo de juego limpio en lo público y de empleo, bienestar y libertad en lo particular y lo privado” y “esta misma sociedad que alcanzó sus objetivos en otras épocas, volverá a lograrlos en esta“.

El presidente del Gobierno por su parte tomó la palabra para agradecer al “Ejército del que los españoles se siguen sintiendo orgullosos y que siguen dando su vida por España tanto en territorio nacional como en el extranjero, en países a los que acuden para defender los derechos y principios de sus ciudadanos”.

El acto oficial quedó clausurado con el tradicional intercambio de obsequios conmemorativos entre los Batidores de Segovia y la corporación camarguesa.