El Grupo de Montaña Cacicedo realizará la ruta Quintana San Martín Galíndez-Baños del Sobrón


Con la llegada del próximo fin de semana, los montañeros de Cacicedo preparan su próxima ruta, que tendrá como destino el trayecto comprendido entre Quintana San Martín Galíndez y Baños del Sobrón.

En esta ocasión la salida se ha establecido a las 7:50 horas desde Cacicedo, junto al Colegio Mateo Escagedo Salmón, y a las 8:00 horas desde Maliaño, junto a la oficina principal de Caja Cantabria.

Para apuntarse o recibir más información hay que ponerse en contacto por e-mail en grupodemontanacacicedo@hotmail.com y por teléfono en 942 250 660 y 689 609 594 (Tere) – 618 636 250 (José Luis)

La ruta

Desde Quintana (540 m) se debe desandar el final de la etapa 9 hasta la central de Iberduero (1 km), donde un carril asfaltado conduce a la BU-530. Tras 400 m se toma una pista a la derecha que sale al camino alto del Cañal, que tras discurrir paralelo al Ebro se aleja hasta Pangusión (525 m), donde se pueden ver ejemplos de arquitectura tradicional y la iglesia de San Acisclo y Santa Victoria.

El GR 99 sigue por hacia el Norte en dirección a Barcina del Barco. A unos metros arranca a la derecha de la carretera un camino, hasta un arruinado molino. Tras cruzar el arroyo de Aguabuena, la senda prosigue dibujando las curvas del río por un paisaje de ribera y quejigos. Superado el arroyo de los Chorrillos, el camino se convierte en una pista que sube a Barcina del Barco por un carril de asfalto (6,5 km 1 h 30 min). La localidad ofrece arquitectura popular, un lavadero y su iglesia de Santo Tomás, del siglo XVI.

Tras cruzar el pueblo se llega a la BU-530 y a los 500 m nace una pista a la izquierda por la que se accede a Mijaralengua, con buenos ejemplos de arquitectura de montaña y un conjunto de monolitos (posibles menhires) de piedra, junto a la carretera. El paisaje del camino a San Martín de Don destaca por la variedad vegetal, con un denso sotobosque de boj, mezclado con encinas, quejigos, pinos o serbales. El sendero cruza el arroyo Antorquiz y deja a la derecha un camino que desciende a la BU-530, con el desfiladero de Sobrón a lo lejos.

San Martín de Don (11,5 km; 2 h 35 min) muestra el monasterio de San Miguel y la iglesia de San Martín, siglos XVI-XVII; y arquitectura popular con balconadas solaneras y dos fuentes. Desde la calle de la fuente, junto al lavadero, parte una pista que asciende entre acacias y ofrece una buena panorámica del pueblo. Por la Cascajosa con vista a los Montes Obarenes (al sur) gira 90º y avanza entre campos hasta una curva muy marcada. El camino de la derecha desciende a la carretera (por él sube la etapa 10.1), pero el sendero sigue de frente por un espacio tapizado de bojes, quejigos, encinas y matorrales, que cobija una variada fauna. Desde estas alturas se aprecian al sur el valle de Tobalina, el Ebro y sus poblaciones y la sierra de Pancorbo; y al Este destacan el embalse y el desfiladero de Sobrón (LIC y ZEPA). Todo ello pertenece al Parque Natural Montes Obarenes-San Zadornil.

Tras unos 7,5 km, la pista, entre pinos y quejigos, llega al repetidor y las antenas de Los Llanos (1.095 m), desde donde se aprecia una magnífica panorámica: al Norte, la sierra de Arcena; el surco del desfiladero de Sobrón al Este; y el circo rocoso de los Montes Obarenes como fondo sur (20,2 km; 5 h 35 min).

Detrás de las antenas nace una senda entre árboles, que desciende en dirección noreste a la Torca Sakana. Al alcanzar su cauce, la vegetación se aclara y el camino avanza al sur, bajo murallones rocosos. Tras un tramo de curvas, con vistas al defiladero de Sobrón, la senda alcanza una pista forestal y baja, al norte, hasta Sobrón.

Este lugar ofrece su parroquial de la Inmaculada Concepción, de época moderna; y su arquitectura de montaña. Pero sobre todo sorprende su ubicación: en plena sierra, en una hondonada colgada sobre el desfiladero de Sobrón y sus riscos, rodeada de pinos, robles y carrascas.

El descenso a Baños de Sobrón comienza en la zona oriental y busca el camino viejo. En la actualidad el primer tramo está atravesado por las obras de una pista. Tras pasar bajo la línea de alta tensión, avanza entre pinos, quejigos y bojes, alcanzando un tramo llano, en la zona de Los Corralejos, que conserva elementos del embalse. Desde este punto una pista de servicio desciende a la carretera, y por ella a se llega a Baños de Sobrón, conjunto de construcciones levantadas junto al antiguo balneario (495 m; 25,7 km; 7 h 30 min).