La Unión muestra su rechazo a las obras de peatonalización en el casco urbano de Camargo


Desde esta formación señalan que es “absolutamente disparatado que existiendo, tanto para vecinos como para comerciantes, un problema gravísimo de aparcamiento, que perjudica singularmente a los negocios del centro urbano, provocando la huida de clientes hacia otros municipios, venga ahora el alcalde a quitar más aparcamientos”.

Por ello, desde La Unión indicen en apoyar “la lógica aplastante” de la idea que “la sensatez ciudadana de Camargo defiende” grente a una obra “nadie quiere, y que perjudica a quien paga la obra, el ciudadano”.

Para La Unión lo primero debe ser el solucionar “el problema del aparcamiento”, lo cual es “lo único que estaría hoy en mano del Ayuntamiento hacer”, y precisamente para cumplir el objetivo de “potenciación social y económica de la zona”.

“Si ahora, por no poder aparcar, mucha gente está dejando de acudir a los negocios del centro urbano, yéndose a otros municipios a hacer sus compras -señalan-es de cajón que con la peatonalización, quedará todo muy bonito, pero todavía menos gente consumirá en los negocios de Camargo, y más incómoda y difícil será la vida diaria para los residentes en la zona”.

“Una vez garantizada la solución de aparcamiento, es cuando el Ayuntamiento puede plantearse un proyecto de peatonalización, pero no al revés”, defienden.

Además, desde la formación formación política califcan como “antológica” lo que consideran como “confrontación del alcalde con la lógica y el interés de los ciudadanos afectados”.

Para La Unión “el verdadero interés” del alcalde de hacer esta obra “pese a la frontal oposición ciudadana” radica en “inaugurarla antes de las elecciones, pegándose de paso un tiro en el pie, y dilapidando dinero público por deporte”.

En este sentido consideran que la actividad política “debe contar con la conformidad del ciudadano en general”, advierten, “cuya inteligencia tiene claro que hay necesidades preferentes para ese gasto público”, y, que, además “están muy por encima del interés electoral de su partido político, el PP”.

Finalizan considerando que esta obra está “contracorriente” y “en contra de la opinión e interés del ciudadano al que presuntamente debería beneficiar”.

“Es la culminación de una legislatura en la que el alcalde Movellán ha demostrado con creces que el autointerés del Ayuntamiento se ha puesto muy por encima del interés de los ciudadanos”, lo cual acrecienta “las esperanzas en el vecino de Camargo, de quitarse de encima este alcalde el año que viene”.