El Escobedo se encomienda a la épica para superar la eliminatoria contra el Rayo B


La Unión Montañesa Escobedo sufrió ayer una abultada y dolorosa derrota ante el Rayo Vallecano B, en el partido de ida de la primera eliminatoria de la lucha por el ascenso a Segunda División B.

Los camargueses cayeron derrotados nada menos que por 1-5 ante un conjunto madrileño que mostró la eficacia goleadora que ya ha dejado patente a lo largo de la temporada regular.

Fue un marcador muy abultado que en nada puede ensombrecer una temporada espectacular por parte de la Unión Montañesa Escobedo, que ha realizado una gran campaña y ha logrado el premio de jugar la fase de ascenso por encima de equipos con mayor presupuesto.

No obstante, la primera ocasión clara la tuvo la escuadra de José Luis San Miguel por mediación de Chema, pero el guardameta visitante envió la pelota a corner.

En la siguiente jugada llegó el primer gol de los vallecanos, en el minuto 35, anotado por Toni tras cazar un balón suelto en el borde del área.

Afortunadamente para los intereses camargueses, la igualada no tardo en llegar, pues en el minuto 40 Luis transformó un claro penalti señalado por el colegiado.

Tras el descanso, y cuando parecía que la segunda mitad iba a mostrar de nuevo a dos conjuntos muy igualados, llegó el varapalo para el Escobedo.

Fue el visitante Mario el encargado de llevar la desolación a las gradas del Eusebio Arce al marcar dos goles cuando aún no se habían cumplido los primeros cinco minutos de la reanudación.

Con un 1-3 en contra, el Escobedo trató de acortar distancias pero sobre el terreno de juego quedó clara la superioridad del rival, como Campillo y Rubén con sus goles se encargaron de demostrar después estableciendo el 1-5 definitivo.