Camargo prepara un plan para mejorar los accesos a los centros educativos


Representantes de las AMPAS de distintos centros educativos, de la Asociación de Voluntarios del Centro de Mayores, la directora del Centro Cultural La Vidriera, Ana Bolado; los concejales de Educación, Infancia y Acción Social, José Díez Lourdes Blanco y Marián Rovira,  así el coordinador de la Agenda 21, Santiago Canales; el responsable del Centro de Formación Jesús Gómez y dos agentes de la Policía Local han participado en una reunión con el equipo técnico que trabaja en la redacción del Plan General dentro de la ronda de encuentros que desde la pasada semana se vienen manteniendo para recoger las apreciaciones de distintos sectores de cara a la elaboración del documentos urbanístico.

Las dificultades en el acceso a los centros educativos así como la necesidad de incrementar la seguridad de los peatones en el entorno de los mismos han sido las preocupaciones manifestadas mayoritariamente por los representantes de la comunidad educativa cuyas reflexiones se tomarán en cuenta a la hora de la redacción del PGOU.

Camargo inició en 2013 los trabajos de campo para la elaboración de un plan de mejora de los accesos y la circulación en el entorno de los centros educativos del Valle. Dos agentes de la Policía Local han venido desarrollando desde entonces el trabajo de recogida de datos relativos a la percepción de los padres de los alumnos y de los profesores sobre la seguridad vial, las carencias en este sentido así como de las dificultades de tránsito de vehículos de transporte tanto privado como colectivo en los momentos de inicio y finalización de la jornada escolar.

Hasta la fecha, esta labor de análisis se ha desarrollado ya en ocho centros educativos, es decir, los colegios Pedro Velarde, Gloria Fuertes y Matilde de la Torre de Muriedas; el Agapito Cagigas de Revilla, Mateo Escagedo de Cacicedo, el IES Muriedas, el Colegio Juan de Herrera de Maliaño y el Arenas de Escobedo.

Cada uno de los centros ha sido objeto de un informe que analiza aspectos como las vías, el entorno, el acceso, la señalización, la existencia o no de carril bici, el alumbrado, la presencia de vallas, ancho de las aceras o la presencia de elementos que dificultan el acceso.

Cada uno de los informes está profusamente documentado con imágenes y cuenta con un anexo en el que se recogen las propuestas técnicas de actuación sobre las que se apoyará el plan de mejora de los accesos que ya se prepara.

La totalidad de la información disponibles se aportará así mismo al equipo redactor del PGOU para su valoración.