La borona, protagonista de los talleres de vacaciones del Museo Etnográfico


El Museo Etnográfico de Cantabria, una vez más, aprovecha las escolares para continuar con el ciclo de talleres dedicados a dar a conocer a los más jóvenes, el patrimonio inmaterial de nuestra Comunidad.

En esta ocasión, se aprenderá a elaborar un alimento que ha sido base de la dieta, y a veces el único, de la sociedad rural de  Cantabria y, en general  de todo el norte de España: la borona o pan de maíz.

Se enseñará todo el proceso de elaboración, como preparar los ingredientes, los  útiles que intervienen y todo lo necesario hasta su finalización.  Con la torta de borona en las manos, se contarán historias sobre la panoja, las actividades asociadas a ella, la vida en los molinos.

Además, se trata de mostrar los objetos que son el soporte material de este patrimonio, y se explicará la función y los usos a los que están destinados estos utensilios, la relación de unos con otros y la historia que hay detrás de cada uno de ellos. Los participantes aprenderán cómo estos objetos nos transmiten las formas de vida de las gentes que habitaron nuestra región de manera atractiva y entretenida, acercando a los niños a uno de los alimentos que más  se consumió en los pueblos de toda Cantabria y que forma parte de nuestra cultura y nuestro patrimonio etnográfico.

Recordemos que con este nombre ancestral se conocía al pan que se consumía elaborado con mijo o panizo, cereales de verano de bajo rendimiento, que fueron siendo sustituidos por el maíz a partir del siglo XVII. A este pan de maíz, se le siguió conociendo con el nombre de borona.

Este cereal, importado de América e introducido en Cantabria a finales del siglo XVI, fue un cultivo que gracias a su mejor adaptabilidad a las tierras y al clima de nuestra región y por ello, a su buen rendimiento, constituyó uno de los alimentos básicos del campesino. La elaboración de la borona  a base de agua, sal y harina de maíz, contribuyó a paliar el hambre en una región muy pobre en su dieta, convirtiéndose desde el siglo XVII hasta mediados del siglo XX en producto alimenticio de primera necesidad.

Los talleres serán gratuitos y se celebrarán en el Museo Etnográfico de Cantabria, en ,  los días 25, 26 y 27 de junio, en horario de 10.30 a 13.00 horas, con un máximo de 10 participantes al  día. Los impartirán las educadoras Isabel Bezanilla y Laura Gómez y están pensados para edades a partir de los 7 años. Tanto los materiales como los productos empleados, correrán a cargo del propio museo.

El plazo de inscripción será del 2  al 16 de junio y la selección se efectuará por riguroso orden de solicitud, que podrá realizarse llamando al teléfono 942251347 o a la dirección de correo electrónico  metcan@cantabria.es