“Camargo no va a parar hasta devolver la salud ambiental a la Ría del Carmen”


Más de 60 personas han participado esta mañana en la jornada organizada por la Asociación Ría con el objetivo de divulgar el trabajo que actualmente realizan en la Ría del Carmen aplicando la técnica de la fitorremediación, es decir, una técnica en la que se utilizan plantas para descontaminar medios acuáticos.

El consejero de Medio Ambiente, Javier Fernández, y el alcalde de Camargo, Diego Movellán, han participado en la jornada enmarcada dentro del Programa de Voluntariado y Educación Ambiental de Cantabria (PROVOCA) y en la que los asistentes han tenido ocasión de crear una isla flotante de vegetación autóctona que se instalará en el pozón del Monte Litoral Sierra Parayas de Maliaño, que servirá para depurar sus aguas y cobijar a diversas especies de flora y fauna ayudando a incrementar la biodiversidad de este espacio en proceso de restauración ambiental.

Fernández se ha interesado por la investigación que realiza Ría, cuyo proyecto ha sido seleccionado como el trabajo de Mayor Excelencia en el XI Congreso Internacional de Fitorremediación que se celebra en Grecia .

 

La Asociación Ría comenzará a redactar ya este año un proyecto sobre la investigación que desarrolla y que se presentará a la UE. En 2015 está previsto que la Ría del Carmen se convierta plenamente en un auténtico laboratorio en el que ya a una mayor escala se investiguen las distintas técnicas de aplicación del carrizo en la limpieza de los sedimentos contaminados.

Movellán ha asegurado en el transcurso de la Jornada que “Camargo no va a parar hasta devolver la salud ambiental a la Ría del Carmen” y ha señalado que “nos hemos fijado como objetivo que los vecinos del Valle vuelvan a disfrutar de su Ría tal y como fue y como nunca debió dejar de ser”.

Por su parte, los técnicos de Ría han destacado la importancia de la “labor callada y silenciosa” que el Ayuntamiento de Camargo viene realizando en los dos últimos años con la ejecución de las obras de conexión de los saneamientos de los Ríos Bolado y Collado que están poniendo fin a vertidos a los ecosistemas fluviales.