Camargo lleva a cabo nuevos cursos para el aprendizaje de la lengua de signos


El Ayuntamiento de Camargo en colaboración con la Asociación de Sordos de Santander y Cantabria llevará a cabo dos nuevas iniciativas formativas con las que dar a conocer la lengua de signos española y fomentar su uso entre la población.

Así, una de las acciones educativas tiene como destinatarios al propio personal municipal del Consistorio con el objetivo de facilitar el uso de la lengua de signos en la administración, mientras que el segundo de los cursos que se llevará está dirigido al público en general para atender a la lista de espera que se creó debido a alta demanda de interesados que se registró de cara al curso que finalizó el pasado mes de julio.

Los cursos que lleva a cabo la Concejalía de Educación se desarrollarán los martes y jueves en La Vidriera, tendrán una duración de 30 horas, y darán comienzo el 27 de octubre. El curso para los funcionarios se realizará en horario de mañanas, de 11 a 13,30 horas y la inscripción se realizará por los cauces habituales, en tanto que el destinado a los vecinos en general se celebrará en horario de 17 a 19,30 horas y las personas interesadas en participar en este segundo curso podrán formalizar sus inscripciones en la Casa Altamira (calle Menéndez Pelayo, 28), a través del teléfono 942 250 914, de lunes a viernes en horario de 8,30 a 15 horas, mediante los correo electrónicos administracion.ssap11@aytocamargo.es y coordinadora.ssap11@aytocamargo.es, o bien a través del fax 942 262436.

Cada clase tendrá una duración de dos horas y media, y a lo largo del curso se impartirán contenidos básicos de lengua de signos española, partiendo desde cero. Los alumnos podrán conocer conceptos como el alfabeto, el vocabulario básico, conceptos de uso cotidiano, los adjetivos, los verbos, las formas de decir las horas y los días de la semana y los meses, y en definitiva, todos aquellos elementos lingüísticos que en una primera fase son necesarios para poder comunicarse y ayudar a eliminar las barreras que incomunican a las personas sordas y oyentes entre sí.

Esta iniciativa forma parte de la campaña de fomento que está llevando a cabo el Ayuntamiento para potenciar el conocimiento de la lengua de signos entre la población, y que se dirige tanto a aquellos grupos de profesionales que puedan tener contacto con personas sordas como a los vecinos en general que quieran profundizar en el conocimiento sobre la cultura sorda.