Sota anuncia una inversión de 3,6 millones en talleres de empleo para 450 personas desempleadas


El consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, ha presentado esta mañana en rueda de prensa la nueva convocatoria del programa de talleres de empleo para este año, dotada con 3.598.197 euros y que beneficiará a un total de 450 personas desempleadas de larga duración.

“Es un programa mixto de empleo y formación que tiene por objeto mejorar las habilidades de las personas desempleadas con 30 o más años de edad, mediante un régimen de alternancia desarrollando productos o servicios de utilidad pública o de interés social”, ha señalado Sota.

El consejero ha manifestado que las plazas que se ofertan son para un total de 30 grupos de 15 alumnos cada uno, que podrán ser solicitados por entidades locales y entidades sin ánimo de lucro. Una cuarta parte de las plazas está reservada para los municipios de la cuenca del Besaya, en cumplimiento del compromiso del Gobierno de Cantabria de dedicar una “especial atención” a esta comarca, por sus altos índices de paro.

Sota ha destacado que la “atención” a las personas desempleadas es una “prioridad” para la Consejería y por eso considera “crucial” potenciar las políticas activas dirigidas a incrementar sus posibilidades de acceder a un empleo.

Por eso, ha recalcado el consejero que desde el inicio de la legislatura se ha aumentado la participación de estas personas que se hallan en esta situación, incrementando los orientadores en las oficinas de empleo y en el programa de colaboración con las Corporaciones Locales. Las personas desempleadas de larga duración se han configurado como colectivo prioritario y han supuesto en la última convocatoria (2016) el 69,27 % del total de contratados.

Con la nueva convocatoria de talleres de empleo, se potencia la participación de estas personas dirigiéndola a quienes tengan un bajo nivel de cualificación profesional. Con ello se les facilitará un contrato, en la modalidad de formación y aprendizaje, durante 6 meses, cobrando el salario mínimo interprofesional (6 pagas mensuales y una paga extra), cotizando a la Seguridad Social (si bien, no por desempleo) y recibiendo una formación oficial.

La formación que se imparta en los nuevos talleres de empleo estará siempre vinculada a la obtención de un certificado de profesionalidad, que es el instrumento de acreditación oficial de las cualificaciones en el ámbito laboral. En este aspecto, la nueva convocatoria va a presentar la novedad de que, en el caso de proyectos consistentes en certificados de nivel 1 (dirigidos a personas sin título de ESO), los alumnos tendrán derecho a cursar módulos de un segundo certificado de profesionalidad de nivel 2 de la misma área profesional, con el fin de facilitar que puedan tener acceso a una cualificación de nivel superior.

La formación a impartir se relaciona con los siguientes ámbitos: las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (NTIC);domótica y las energías renovables; electricidad y la electrónica; reciclaje; prestación de servicios a personas en el domicilio y a personas dependientes en instituciones, o a jóvenes en situación de vulnerabilidad, riesgo o exclusión social; conciliación de la vida laboral, familiar y personal; atención a la infancia y la adolescencia; industria agroalimentaria; aprovechamiento de recursos forestales; cultivos frutícolas y silvícolas: hostelería y el turismo; fomento de la cultura del emprendimiento; fabricación mecánica y en el sector agrario, incluida la agricultura ecológica.

Además de la formación específica del proyecto, en todos los casos, los alumnos y las alumnas participantes también recibirán formación complementaria.

La nueva convocatoria se enmarcará dentro del Programa de acción conjunto entre el Estado y las comunidades autónomas para la mejora de la atención de las personas paradas de larga duración.

Balance de la convocatoria 2016

El consejero de Economía ha hecho balance de la convocatoria del pasado año y ha dicho que fueron 512 las personas desempleadas que participaron en el programa, lo que supuso una inversión de 3.759.669 euros para poner en marcha un total de 28 talleres de empleo. Del total de participantes, 239 han encontrado un empleo, lo que supone un 46,68%, por lo que el resultado ha sido “altamente satisfactorio”.

La participación fue mayoritariamente de mujeres, 292 frente a 220 hombres. En cuanto a los grupos de edad, 269 tenían una edad comprendida entre 30 y 44 años y 243 tenían 45 o más años. Además, hubo 40 participantes con algún tipo de discapacidad (9,38%).

Por tiempo en desempleo, 195 llevaban menos de 6 meses ininterrumpidos; 112 llevaban entre 6 y 12 meses ininterrumpidos y 205, más de 12 meses. En niveles formativos 204 tenían estudios básicos, 167 formación profesional, 77 bachiller y 64 estudios universitarios.