Un barajón, pieza destacada de diciembre en el METCAN


El Museo Etnográfico de Cantabria, ubicado en Muriedas, presenta este mes de diciembre como pieza del mes de diciembre “ pieza muy en consonancia con el periodo invernal, tanto por su utilidad como por su producción. Nos referimos al conocido en Cantabria como barajón o badajón, antecedente directo de los esquíes; se trata de una especie de raquetas que eran empleados para caminar sobre el terreno nevado, motivo por el que se han usado especialmente en los valles altos de Cantabria”.

Los barajones más utilizados en Cantabria, están formados por dos tablas de madera, curvadas hacia el interior, unidas entre sí por tres travesaños, a través de los cuales pasan las tiras de cuero con las que ajustar la albarca. De nuevo, cuando las condiciones adversas lo requieren y hay que dejar de lado el calzado habitual, vuelve a surgir el ingenio y la funcionalidad.  Ya en época reciente, con la práctica del esquí como deporte, en Liébana y Campoo se han adoptado una especie de esquíes – albarcas caseros, de madera, de elaboración más o menos tosca, sobre los que se han adaptado unas albarcas, sin tarugos ni pies, sujetas firmemente a la tabla o, en otros casos, enganchados con un perno que permite la movilidad de la parte posterior de la albarca hacia arriba.

Número de inventario: CE00230

Clasificación genérica: Calzado; Carpintería

Objeto: Badajón

Materia: Madera. Hierro. Cuero

Dimensiones: Longitud = 35 cm; Anchura = 20,3 cm; Grosor = 2,2 cm

Descripción: Bastidor constituido por dos listones curvos unidos entre sí por tres tablillas paralelas, de diferente longitud, dispuestas transversalmente. En los extremos de estas tablillas, se insertan las correas que sirven para sujetar el barajón a la albarca. La tablilla más pequeña y los largueros llevan un rebaje para acoplar los tarugos.

Contexto cultural: Edad contemporánea

Uso/función: Caminar sobre la nieve