Literatura para homenajear a José Luis Casado Soto

presentación del libro 'De espacios mares y tiempos'

El presidente del Parlamento presidió el acto de presentación del libro “De espacios, mares y tiempos”. Homenaje a José Luis Casado Soto. Participaron además Aurelio González-Riancho, miembro del Centro de Estudios Montañeses y del Grupo de Patrimonio “Alceda”, Gerardo García-Castrillo, director del Museo Marítimo del Cantábrico, Carlos Nieto, profesor Titular de la Universidad de Cantabria. así como Rosa Coterillo, esposa de José Luis Casado Soto.

Según explicó José Antonio Cagigas, el libro le recuerda “en la faceta por él más querida, la de difusor del Patrimonio histórico, y al más alto nivel, la de Director y ponente en los Cursos de la UIMP”.

También, sus compañeros y amigos más cercanos, “han querido dejar añorada constancia de las variadas trayectorias profesionales y personales de José Luis: la de etnógrafo, la de historiador, la de especialista naval, la de arqueólogo subacuático, la de investigador, protector y difusor del Patrimonio, la de museógrafo, la del amigo siempre, e incluso la de padre”.

Junto a todo ello, según explicó Cagigas, “se han destacado prioritariamente en el libro las facetas de José Luis como investigador en Historia Marítima, en Arqueología Subacuática, en Construcción Naval y Navegación, en Etnografía e Historia de Cantabria,”.

El presidente del Parlamento quiso reivindicar “la que considero su más honda e íntima vocación, la pedagógica, la de la enseñanza y difusión del  patrimonio cultural y marítimo, en su sentido más amplio. José Luis era muy consciente de que es el conocimiento de nuestro pasado lo que ‘nos otorga identidad a nivel personal y colectivo, el que nos ayuda a saber quiénes somos’. Nos lo recuerda así y sintetiza muy bien su hija Clara. Y es por ello que es imprescindible dar a conocer y hacer comprender nuestra historia”.

Cagigas recordó como en su anterior etapa como consejero de Cultura “tuve la fortuna de compartir con José Luis su preocupación, pasión y entusiasmo por el Museo Marítimo”.

“José Luis había luchado contra viento y marea por la ampliación del edificio, para poder acoger su proyecto de museo, y no lo había conseguido.  Había, pues, que decidir de una vez por todas, la construcción de un espacio digno y suficiente, que pudiera dar cabida al primitivo y completo proyecto de Museo Marítimo que José Luis había ideado desde un principio”.

El presidente del Parlamento quiso finalizar con un agradecimiento “a cuantos han participado en este libro, y muy en particular a Carlos Nieto, autor y editor literario del mismo, sin cuya constante, sabia y maestra coordinación, esta obra no hubiera sido posible”.

“Y aprovecho para robarle la siguiente idea: Este libro da fe de la inmensa obra de José Luis y la perpetuará en el tiempo, pero quedaría incompleto si, como acertadamente nos advierte Carlos, no lo leyéramos y releyéramos, a fin de mantener vivos su legado y su entrañable figura”.